gsyncCon el afán de combatir el lag, NVIDIA presentó la tecnología NVIDIA G-SYNC, que por primera vez permite una sincronización perfecta entre GPU y pantalla. G-SYNC sincroniza la tasa de actualización de la pantalla a la tasa de render de la GPU, para que las imágenes sean mostradas en el momento que son procesadas. Las escenas aparecen de forma inmediata. Los objetos son más finos y la jugabilidad es más fluida.

Desde sus inicios, las pantallas han tenido tasas de actualización específicas – típicamente 60 veces por segundo (hertz). Pero debido a la naturaleza dinámica de los videojuegos, las tasas de render de las GPU son variables. Conforme la GPU busca sincronizarse con el monitor, ocurre rasgado constante. Activar V-SYNC (o  Vertical-SYNC) elimina los desgarramientos pero causa un lag adicional y rezagos cuando la GPU y el monitor tienen tasas de actualización diferentes.

G-SYNC elimina estos inconvenientes. Sincroniza perfectamente el monitor a la GPU, sin importar las tasas de cuadros, lo que lleva a una experiencia  de juegos en PC sin sacrificios.

La tecnología G-SYNC incluye un módulo G-SYNC diseñado por NVIDIA que es integrado a los monitores de juegos, al igual que hardware y software incorporado en ciertas GPU basadas en Kepler.

Si te gustó esta información, puedes...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *