Daniel Vak Contreras

Mi nombre es Daniel Vak Contreras. Para comenzar quiero contarles que mi nombre nació en Internet. En 1992 luego de tratar de estudiar Matemáticas y Ciencias Físicas en la Universidad de Chile, me matriculé en la Universidad de Santiago donde comencé a estudiar Licenciatura en Ciencias de la Computación. Desde ese momento mi vida estuvo ligada a la computación y a la Internet, incluso cuando aún no existía como tal, y las conexiones se realizaban en terminales VT 100 con letras naranjas en servicios como Gopher, Verónica y Archie. Las herramientas y servidores antecesores de lo que hoy conocemos como Internet.

Pase varios años en la Usach estudiando redes, programación y algoritmos. Pero a ciencia cierta donde más aprendí cómo funciona la red de redes fue jugando MUD (Multi User Dungeos and Dragons), un juego de rol en línea que se ejecutaban (en aquellos tiempos) en servidores ubicados en Universidades de Estados Unidos, la mayoría en California y en el MIT.  Estos juegos y los foros de noticias eran las principales herramientas de Internet en 1994.

Desde 1998 a la fecha he sido testigo de los principales cambios que las tecnologías y las telecomunicaciones han impulsado en nuestra sociedad. Desde el primer envió de un correo electrónico en nuestro país, el fenómeno del Y2k, la caída de las Torres Gemelas en el 2001, el triunfo de Obama (y las redes sociales) en el 2008 y la avalancha de las noticias falsas en 2016.

Hoy la humanidad y nuestra sociedad se encuentra en un momento crítico. De cierta manera la realidad comienza a agrietarse para convertirse en una realidad mediada por las herramientas digitales. Hoy el capital son los datos, los dueños de los datos podrán manipular la realidad, las actividades y reacciones de los usuarios.  Los algoritmos y la IA comienzan a entender a entender el comportamiento humano mejor que las propias personas.

La Democracia está en peligro. Las redes sociales están siendo manipuladas para crear burbujas de conocimiento y guetos intelectuales y sociales. Las etiquetas, la categorización, los estereotipos están socavando los cimientos de la sociedad desde adentro.  Hoy la transparencia, la participación y la rendición de cuentas deben estar presentes más allá que el ámbito político. Los medios de comunicación, las grandes compañas como Facebook y Google deben estar bajo el escrutinio ciudadano, debemos generar herramientas que puedan proteger a los ciudadanos y sus datos.

Queremos y debemos Fortalecer la democracia, en una sociedad que se informa principalmente por Facebook y WhatsApp, un entorno que no cuenta con reglas y regulación, que no está limitada por el tiempo y el espacio, donde todo sucede instantáneamente.  Las noticias falsas y la posverdad crean un efecto de desconcierto generalizado. Ya se encuentra instalada la desconfianza en las autoridades a cargo en las situaciones de emergencia. Y la desconfianza se extiende hacia los medios de comunicación.

Una de las mejores formas de combatir la desinformación, es generando medios de comunicación confiables y eso es Cultura Geek un medio confiable.

Hace 10 años, pocas personas creían que los videojuegos se podrían convertir en una industria sólida en nuestro país. Un grupo aún más reducido creía que los videojuegos podrían ser considerados como deportes. Hace 10 años el streaming de música y video era una privilegio para pocos y los  CD eran el formato más vendido.

Hoy los videojuegos, las películas y series de televisión de super héroes conforman una industria de entretención digital que también abarca los juegos de rol, los comics y el rock y que mueven 157 mil millones de dólares anuales.

En Twitter: @danielvak

Si te gustó esta información, puedes...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *